Microenema, Paint Art

Resaca

Zuri Art

En mi vida he tenido ya bastantes resacas. Unas en las que no podía separarme del sofá por los mareos, otras que se me han pasado volviendo a beber y que llegaron dobles al día siguiente, a veces la cabeza se me doblaba hacia adentro y la presión hacía insoportable cualquier postura, raramente livianas y esta. Esta, no sé el por qué, es especial. Se me están juntado sensaciones y sentimientos en el estómago que no me gustan nada. La verdad es que no he dormido apenas y no me encuentro tan mal, que he comido y no he necesitado litros y litros de agua, que casi he tenido un día de provecho ya que me ha dado tiempo de pasar la tarde junto a ti. Pero el estómago me está matando, no de la resaca, sino que me quiere hablar. Casi no digo nada esperando escuchar eso tan importante que tiene por decirme. Y nada. Tu interrogatorio no da pie a que me pueda escuchar, continuando con el grito apagado entre jugos ácidos que intentan descomponer esas tapas tan amargas y el ibuprofeno. Es el momento de tomar una decisión y creo que algo tiene que ver con lo que me ocurre en el  abdomen. Te dejo. Se me ha escapado en voz alta. Contesto. Sí, hablamos mañana.

Escrito por Zuri el 6 enero, 2014 | 0


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *