Programa de radio

Las Fiestas del Mañana 20/21×08

Las Fiestas del Mañana 08 2021

En Spotify:

En iVoox:

17 pioneros del rock&roll en España.

Aunque ha surgido más bien como fruto de la casualidad que como una regla fija, Las Fiestas del Mañana está realizando retrospectivas cada cuatro programas. Este, el que suma ocho en la temporada 2020-2021, lo dedicamos al rock&roll primigenio de España. Hace cuatro programas viajamos a la década de los ochenta para recuperar trece bandas no madrileñas de la movida.

El período del nacimiento del rock&roll en España (para ampliar miras musicales, más que rock hablaríamos de música moderna) se concentra entre 1958 y 1964. En el primero de esos años se plancharon en España los primeros vinilos que recogían influencias del twist, el soul, el rhythm & blues y el recién incubado rock estadounidense. En 1964, tras el apabullante éxito mundial de los Beatles, las referencias anglosajonas cambiaron de costa y miraron hacia las islas británicas. Aunque generalmente se trató de los mismos músicos (Micky, Albert Hammond, Juan Pardo, Fernando Arbex, Junior, etc.), las sonoridades propias del twist norteamericano fueron desplazadas por el beat inglés, inaugurando así una nueva época para la música en España: el yeyé.

Es importantísimo entender las peculiaridades del contexto histórico en el que surgieron estos grupos del período 1958-1964 e intentar no pecar de presentismo. En los años más rígidos de la dictadura franquista, escuchar nuevas músicas foráneas, comprar instrumentos eléctricos, montar una banda y grabar un disco se tornaban en distintas etapas de una especie de durísima vuelta ciclista. Lo primero, el acceso a la música rock&roll, se gestionó desde las bases militares estadounidenses en España. Los campamentos de Torrejón, Zaragoza, Rota y Morón ejercían de colonias yankis donde era posible adquirir vinilos calientes de soul, doo wop, gospel,  rhythm & blues y twist. Las bases aéreas también funcionaron como importadoras de guitarras eléctricas, aunque en este terreno venció el mercado británico y, en los casos en los que el bolsillo no llegaba, la fabricación casera.

Las medidas más sutiles de censura y represión en la época de Franco se plasmaron en trámites como los del carné de artista. Para poder ser contratados en salas de fiestas y, por supuesto, para entrar en un estudio a grabar un disco, los músicos habían de obtener un carné. Para ello, debían aprobar un examen de canto y otro de piano. Esto, evidentemente, supuso un sesgo para todo artista que, manejando una de estas dos dotes, fuera menos hábil en la otra. Un jovencísimo Miguel Ríos (al principio bautizado artísticamente como Mike Ríos) precisó de tres intentos para poder lograr el dichoso carné.

Por último, y supeditada al poder político, existía un joven pero vigoroso sistema capitalista español. En forma de compañías discográficas, empresas nacionales como Zafiro, Hispavox, Belter y multinacionales como RCA-Victor y Philips emprendieron un uso industrial del disco de vinilo cuyo contenido tenía un objetivo infinitamente más prioritario que el valor artístico: la rentabilidad. Es por ello que los artistas se encontraron forzados a grabar adaptaciones al castellano de las canciones que ya triunfaban en inglés, pues primaban los valores seguros con fines de productividad económica cortoplacista en detrimento de composiciones originales.

La SGAE (por aquel entonces, SGA) también hizo mella. Las empresas fonográficas contaban con sus propios compositores a sueldo, por lo que preferían que fueran ellos los encargados de escribir las canciones para así embolsarse el impuesto de autores. Esto relegaba a los músicos a un rol de marionetas del nuevo mercado discográfico: tan devorador como el que conocemos.

Otra claves de esta época fueron, por un lado, las canciones melódicas italianas que, junto a las francesas, se alzarían como las músicas más populares de la radio de aquellos años. En vez de competir con los nuevos sonidos eléctricos del twist, se logró un equilibrio entre la tradición italiana y las novedades estadounidenses gracias a la pericia de músicos migrantes como Torrebruno. Por otro lado, las formaciones instrumentales calaron mucho en los sesenta, pues venían de la costumbre española del guateque (donde mandaban las coplas y los pasodobles) y encontraron un filón en la continuación eléctrica de ese folclore nacional (también por imperativo franquista), que a su vez maridó muy bien con la última gran ola de compositores clásicos españoles (Manuel de Falla, Enrique Granados, Isaac Albéniz) y la incipiente música western que acompañaba a las películas de John Ford.

Todo este rock&roll primitivo español (el de las adaptaciones al castellano, el de inspiración italiana o el de las versiones folclóricas) tuvo un punto de encuentro inolvidable: las matinales del Price. Durante 29 domingos entre 1962 y 1964 se organizaron en el teatro-circo Price de Madrid las famosas matinales, una especie de after-hour sesentero consistente en competiciones de bandas que eran conducidas por un maestro de ceremonias y arbitradas por los vítores de las personas asistentes. Por allí pasaron todas: Los Relámpagos, OntiverosLos Pekenikes, The Diamond Boys, Los Diablos Negros, Micky y Los Tony’s, Los Estudiantes

El presente programa y la consiguiente lista de canciones es solo una pequeña muestra de estos inicios de la música moderna en España, cuyo recuerdo no debería ser sepultado por el imperialismo anglosajón ni el desprecio histórico del pueblo español hacia su propia cultura.

Mención especial al trabajo de Julián Molero: tanto su libro Batería, Guitarra y Twist (2016) como sus artículos en LaFonoteca han sido cruciales para poder preparar este programa.

Lista de canciones:

1. Dúo Dinámico “LITTLE DARLING”
(Dúo Dinámico -EP-, 1959)

2. Mike Ríos con Los Relámpagos “SPANISH TWIST”
(Detén La Noche + Popotitos + Hey Baby + Spanish Twist, 1962)

3. Karina con Los Jaguars “LA MISMA PLAYA”
(No Esta Bien + La Misma Playa + Hully Gully Boy + Vaya Vaya -EP-, 1964)

4. Torrebruno “DAIANA”
(Buenas Noches Mi Amor + La Pioggia Cadrà + Daiana + Tequila, 1958)

5. Albert y Richard (con Los Flaps) “HAS ROTO TÚ MI CORAZÓN (SHE LEFT ME WITH A BROKEN HEART)”
(Albert y Richard con Los Flaps -EP-, 1964)

6. Micky y Los Tony’s “UN POCO MÁS DE SU AMOR”
(Ya Tengo Todo + En Un Pueblito Español + Ritmo De La Lluvia + Un Poco Mas De Su Amor, 1963)

7. Los Milos “TEDDY GIRL”
(Rock and roll en español -EP-, 1960)

8. Los Sonor “TIENES 16 AÑOS”
(Ligados + Esta noche te diré + Esta chica alborotada + Tienes 16 años, 1961)

9. Los Pekenikes “HILO DE SEDA”
(Los Pekenikes, 1966)

10. Los Continentales “EL MAR CRUEL”
(Don Quijote + Hava Naguila + El Mar Cruel + El Ultimo Tren Del Espacio, 1963)

11. Los Relámpagos “PRETORIANO”
(Twist De Los Siete Hermanos + Pretorianos + El Paso De Los Urales + Rio Perdido, 1963)

12. Los Estudiantes “READY TEDDY”
(El rock and roll de Los Estudiantes -EP-, 1959)

13. Los Pájaros Locos “PASCUALINO MARAJÁ”
(Los Pájaros Locos + Catch as Catch Can -EP compartido-, 1958)

14. Los Gatos Negros “CUANDO LOS GATOS BAILAN TWIST”
(Sheila + Giovanne, giovanne + Cuando los gatos bailan twist + If a man answer, 1963)

15. Ontiveros “CHICA ALBOROTADA”
(Oye Niña + Chica Alborotada + A New Orleans + Que Lindo Es, 1963)

16. Los Mustang “NO LO VES”
(Quinientas millas + No lo ves + Madison twist + He de saber, 1962)

17. Los Diablos Negros “POPOTITOS”
(Popotitos -EP-, 1963)

Videopodcast:

Redes sociales y mecenazgo:

Puedes seguir a Las Fiestas del Mañana en Facebook, Instagram y YouTube, así como en la cuenta personal del presentador, Jose A. Rueda, en Twitter.

Puedes ser mecenas del programa aportando poco más de un euro o un dólar al mes. Más información en Patreon.